La Unión Europea declara ilegal el impuesto al sol

Esta madrugada se ha cerrado el acuerdo de la Unión Europea sobre la nueva directiva de energías renovables para 2030, que entrará en vigor en 2021. Greenpeace celebra que por primera vez se reconoce el derecho de la ciudadanía a participar activamente en el sector energético, produciendo, vendiendo, almacenando y compartiendo energías renovables e impide que se penalice con impuestos o cargas económicas extra o con barreras administrativas gravosas. Esta nueva legislación es incompatible con el impuesto al sol y las demás barreras administrativas que los autoconsumidores sufren en España por lo que la organización ecologista urge al Gobierno y el Parlamento español a modificar la legislación nacional para adaptarla a la europea.

Más información aquí

 

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado.    Saber más    Entendido